Movimiento #MeToo da el ultimátum con #TimesUp, en Ecuador con #NiUnaMenos

  • Categoría de la entrada:Noticias

¡Se acabó el tiempo! #TIMESUP .- Activistas, ciudadanas, actrices han consolidado el grito de millones de mujeres en un movimiento inclusivo para detener el abuso a la mujer. 

 

Me too times up ni una menos saga news
Fuente: Wikimedia Commons (Titi Nicola)

 

#MeToo (#YoTambién) nació bajo el liderazgo de la activista Tarana Burke en el 2006, hace más de una década, para crear consciencia sobre la omnipresencia del abuso y acoso sexual a las mujeres en nuestra sociedad. En ese entonces no contaba con la plataforma mediática de Hollywood, sin embargo, la actriz Alyssa Milano lo impulsó en redes en el 2017 cuando varias mujeres rompieron su silencio declarando sobre los abusos del magnate productor de cine, Harvey Weinstein. Desde entonces, el hashtag empezó a circular en Facebook, Twitter e Instagram, publicado por mujeres que habían vivido cualquier tipo de abuso o acoso sexual.

El movimiento con el que Tarana Burke quiso empoderar a las mujeres a través de la empatía, consiguió involucrar a personalidades con poder, a personalidades que, ya en un ambiente privilegiado (léase poder económico), fueron arremetidas con distintos tipos de abuso que soportaron y callaron para llegar a donde están. Una situación no muy diferente de la que vive cualquier mujer en cualquier ambiente laboral: insinuaciones sexuales, amenazas de poder, menor salario por hacer el mismo trabajo que un hombre, omisión de reconocimiento.

Para darles un ultimátum a quienes continúan solapando este comportamiento y, peor aún, ejerciéndolo, el pasado 7 de enero, un grupo de más de 300 actrices publicó un manifiesto dirigido a sus “queridas hermanas”. En este reconocen su privilegio al acceso a grandes plataformas y el poder que su unión significa, pero, principalmente, contemplan acabar con la inequidad en su industria y en todas las industrias donde se sigue manifestando la desigualdad y el abuso.

“Por la equidad y paridad a través de todas las industrias. Por la seguridad entre cada trabajador/a en cada ocupación. Por la inclusión a todas las mujeres y gente marginada”.

Conscientes del temor que muchas víctimas todavía tienen: de que no les crean, de que las amenacen, de que las avergüencen, y de no poder pagar abogadas/os, el movimiento ha creado una fundación que cuenta con más de $16 millones para ayuda legal. Sin embargo, su meta más importante es hacer lobbying para que la legislación castigue con consecuencias financieras a las compañías que toleren acoso regularmente sin tomar ninguna acción.

 

EN ECUADOR (Y LATINOAMÉRICA) USAMOS OTRO HASHTAG

En los Golden Globe 2018, todos las actrices y actores vistieron de negro para apoyar a la iniciativa #TimesUp: aprovecharon la alfombra roja, cientos de cámaras, los discursos de agradecimiento y a las millones de personas alrededor del mundo que fueron su audiencia para entregarles el mensaje: “se acabó el tiempo” de abuso, de inequidad y de injusticia. Un mensaje motivador, fortalecedor y de alcance global, pero que termina en una acción local en Estados Unidos y que se enfoca en supervivientes de asalto o abuso.

En Ecuador, si bien muchas de las mujeres participamos en la conversación de #MeToo o #TimesUp como supervivientes, no hubo denuncias concretas a personas de poder; sin embargo ha habido un movimiento por un tema más alarmante en nuestro país: el feminicidio, las mujeres que han muerto a causa del abuso.

 

Me too times up ni una menos saga news blog

Fuente: flickr: Rodrigo Paredes

 

Nos unimos al grito de #NiUnaMenos, uno que nació en Argentina y se extendió a todos los países latinoamericanos donde el femicidio sigue en alza: los números parecen duplicarse cada año. Grito que es reclamo contra la violencia extrema hacia la mujer, es el reconocimiento a las mujeres asesinadas brutalmente: frente a sus hijos, a cuchillazos, machetazos, estranguladas, a golpes. Es un grito contra la muerte lenta de quienes sufren abuso continuo, físico y emocional, y que da voz a quienes permanecen calladas por el miedo a denunciar.

Es difícil ignorar estas muertes, tiene que ser difícil ignorar que 151 mujeres fueron víctimas de femicidio en el 2017 (Datos CEDHU) y ya van al menos 3 en 2018: cada 57 horas una mujer muere violentamente asesinada en Ecuador. Al dirigirse a esta cifra, la Ministra de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, María Fernanda Espinosa, se comprometió a erradicar la violencia de género con la nueva Ley, aunque por el momento, la Ley Orgánica Integral para la Prevención y Erradicación de la Violencia de Género Contra Las Mujeres sigue abierta a debate en distintos puntos vetados por el Presidente.

Mientras se busca la garantía del cumplimiento de las leyes propuestas, los colectivos feministas siguen exigiendo acción y presionan por que se designe un presupuesto como real compromiso del Estado, una base que de seguridad a quienes quieran romper el silencio para salvar sus vidas, recursos para que se aseguren del cumplimiento de los derechos de todos sin que se deje de lado a la comunidad LGBTQ.

Todas/os tenemos que unirnos a la conversación y transformarla en educación. Tenemos que reconocer las pequeñas formas en las que estamos aportando al maltrato a la mujer y a toda/o quien es marginalizado. Tenemos que analizar cómo nuestras acciones pueden estar oprimiendo a otra persona: por lenguaje, por prejuicios y discriminación, incluso ideales y pensamientos. Es imprescindible que tomemos acción por informarnos sin tener que esperar que vengan a educarnos. Debemos a la sociedad ponernos en la situación de todas quienes han sido abusadas, de cualquier forma, y dejar de culparlas por el daño que alguien más ejerció o ejerce sobre ellas. Tomémonos el tiempo de escuchar para entender lo que se siente una injusticia como el abuso o acoso sexual, el abuso de poder, la omisión de reconocimiento, la diferencia salarial por hacer un mismo trabajo, la expectativa de que las mujeres nacimos para cumplir tareas del hogar y nada más, la discriminación. Reconozcamos cómo estamos aportando a naturalizar estas actitudes y cambiemos estos comportamientos. Apoyemos a quienes luchan por igualdad, porque son quienes van a mejorar nuestro mundo.

Fuentes:

https://www.timesupnow.com/
https://www.nytimes.com/2017/10/20/us/me-too-movement-tarana-burke.html
http://justbeinc.wixsite.com/justbeinc/the-me-too-movement-cmml
http://www.foxnews.com/opinion/2018/01/15/does-aziz-ansari-sexual-misconduct-story-signal-end-metoo-movement.html
https://www.thenation.com/article/the-lefty-critique-of-timesup-is-tired-and-self-defeating/
http://www.elcomercio.com/tendencias/metoo-campana-estrellas-hollywood-acososexual.html
https://infograph.venngage.com/p/355095/femicidio-en-ecuador
https://geografiacriticaecuador.org/2017/11/19/articulo-y-mapa-sobre-los-feminicidios-en-la-hora/

Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (CEDHU)

http://www.elcomercio.com/actualidad/asamblea-revisa-veto-ley-violencia.html

 

SUSCRÍBETE A NUESTROS NEWS